Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Sistemas

 

 Garantías

Tipos de activos aceptados para ser entregados en garantías

Los tipos de instrumentos y efectivo con los cuales se podrá constituir garantías y aportes a los fondos de garantías son los siguientes:

  • Dinero en efectivo en pesos chilenos.

  • Instrumentos de renta fija emitidos por la Tesorería General de la República y por el Banco Central de Chile.

  • Instrumentos de renta fija inscritos en el Registro de Valores que lleva la Superintendencia de Valores y Seguros o del Registro de Valores que lleva la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, que cuenten con al menos dos clasificaciones de riesgo igual o superior a AA+.

  • Depósitos a plazo originados por bancos constituidos en Chile, cuyos instrumentos de deuda de corto plazo cuenten con al menos dos clasificaciones de riesgo igual o superior a N-1, a excepción de aquellos emitidos por un mismo banco que actúe como Agente Liquidador o Agente Liquidador Indirecto de la CCLV y constituya la correspondiente garantía.

  • Acciones con presencia bursátil, según lo dispuesto en la Norma de Carácter General N° 103 de la Superintendencia de Valores y Seguros.

Diversificación de los activos susceptibles para constituir garantías

El efectivo y los instrumentos entregados en garantía por cada Agente Liquidador o Agente Liquidador Indirecto, podrán estar diversificados de la siguiente forma:

  • Las garantías enteradas en dinero efectivo en moneda nacional e instrumentos de renta fija emitidos por la Tesorería General de la República y por el Banco Central de Chile, no podrán ser inferiores al 30% del monto total de las garantías constituidas por cada Agente.

  • Las garantías enteradas en instrumentos de renta fija inscritos en la Superintendencia de Valores y Seguros o en la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, que cuenten con al menos dos clasificaciones de riesgo igual o superior a AA+ y acciones con presencia bursátil no podrán ser superiores al 20% del monto total de las garantías constituidas por cada Agente.

  • Las garantías enteradas en instrumentos de renta fija inscritos en la Superintendencia de Valores y Seguros o en la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, que cuenten con al menos dos clasificaciones de riesgo igual o superior a AA+ y acciones con presencia brsátil de un mismo emisor no podrán ser mayores al 4% del monto total de las garantías constituidas por cada Agente.

  • Las garantías enteradas en depósitos a plazo originados por bancos constituidos en Chile cuyos instrumentos de deuda de corto plazo cuenten con al menos dos clasificaciones de riesgo igual o superior a N-1, a excepción de aquellos emitidos por un mismo por un mismo banco que actúe como Agente Liquidador de un sistema y constituya la correspondiente garantía, de un mismo emisor o emisores que pertenezcan a un mismo grupo empresarial no podrán ser mayores al 20% del total de garantías constituidas por cada Agente.

Metodología de cálculo de las garantías corrientes y valorización de los instrumentos enterados en garantías

La metodología utilizada por la CCLV para el cálculo de las garantías corrientes, cuyo propósito es cubrir al menos las pérdidas producto del riesgo de reemplazo que se podrían materializar ante el eventual incumplimiento de las obligaciones del Agente Liquidador/Agente Liquidador Indirecto bajo condiciones normales de volatilidad de mercado, y la valorización de los instrumentos susceptibles a ser enterados como garantía individual, es la conocida como Valor en Riesgo, VaR por sus siglas en inglés Value at Risk, por simulación histórica.

Esta metodología aplica descuentos al precio de mercado de los instrumentos financieros con el propósito de reflejar la pérdida potencial en el valor de éstos en el período que media desde que se actualiza su valor hasta la posible ejecución de la respectiva garantía, de acuerdo al siguiente método:

En primer lugar, se identifican las variables de mercado que afectan el valor de los instrumentos financieros liquidados en cada sistema de compensación y liquidación de la CCLV y aquellos aportados como garantía de cada Agente, denominadas factores de riesgo.

Los factores de riesgo a los que están expuestas las órdenes de compensación aceptadas en la CCLV y las garantías enteradas son principalmente tasas de interés, tipos de cambio e índices bursátiles; a saber, curvas de tasas de interés libres de riesgo en pesos y en UF; curvas de tasas de interés interbancarias para bancos clasificados como N1 y N2, en pesos y UF; tipos de cambio: dólar y euro, así como el valor de la UF, y el IPSA. Las tasas de interés extranjeras también serían factores de riesgo, en caso de que existieran depósitos de bonos extranjeros como garantía.

El cálculo de las garantías corrientes se realiza considerando todos los factores de riesgo de los instrumentos operados por los Agentes Liquidadores y Agentes Liquidadores Indirectos. Al considerar que estos factores también influyen directamente en la valoración de las garantías, se reconoce el precio de cada instrumento en función de sus factores de riesgo:

garantías  

Los pasos para calcular las garantías corrientes y valorizar los instrumentos enterados en garantías, son los siguientes:

  • Se calculan los incrementos de los factores de riesgo simulados, para lo cual se aplican los rendimientos históricos de estos factores a su valor actual. Por ejemplo, para el factor de riesgo se tiene:

garantías  
  • Una vez obtenidas todas las series de factores de riesgo simulados de acuerdo al paso anterior, se obtienen los precios de los activos aplicando la fórmula de valorización para cada instrumento.

  • A partir de los precios obtenidos, se calcula el valor esperado del portafolio de órdenes de compensación aceptadas de cada Agente Liquidador/Agente Liquidador Indirecto, con lo que se obtienen 250 valoraciones para el mismo portafolio, correspondiendo una de éstas el valor actual de mercado y las otras 249 a simulaciones.

  • Al contar con las 250 valoraciones del instrumento, se calculan las pérdidas y ganancias del portafolio.

  • Finalmente, se ordenan de forma ascendente las posibles pérdidas y ganancias del portafolio y se extrae la tercera peor observación de la distribución, que garantiza que el 1% de las peores observaciones se encuentren en la cola inferior de la distribución empírica de las pérdidas y ganancias. Este es el valor de las garantías corrientes exigidas a cada Agente Liquidador y Agente Liquidador Indirecto, según corresponda. En el caso de valorización de instrumentos, este es el valor considerado para dicho instrumento.

  • Al dividir el monto de la tercera peor observación de la distribución por el valor de mercado del instrumento, se obtiene en términos porcentuales, la peor pérdida posible para el nivel de confianza elegido. Este procedimiento también se utiliza como descuento a los instrumentos que los Agentes enteren como garantías.

garantías  

La CCLV calcula cada 60 minutos el monto de las garantías corrientes para cada Agente. Además, informa diariamente al inicio de la jornada bursátil el valor unitario del universo de los instrumentos susceptibles a ser enterados como garantías.

Para mayor información, descargar Sección E, Garantías y Fondos de Reserva.pdf​​​​​​​​

¿Quieres aprender más?

Infórmate aquí

Capacitación

¿Quiénes son los agentes de la CCLV?

Infórmate en

Agentes